• Inicio
  • Aguilar "Siempre he sido un enamorado de Guatemala" (2006)

Aguilar "Siempre he sido un enamorado de Guatemala" (2006)

José Luis Escobar, Siglo 21
Magazine 21
16-abril-2006

Al entrevistanos con Álvaro Aguilar, es inevitable hablar del grupo que lo dio a conocer. Es el referente de su trayectoria, una marcada por lo que inicialmente fue un juego de niños. "Todo empezó con mis primos Orlando y Ranferí, y mi hermano Plubio. Teníamos entre nuestros juegos un grupo musical, de la misma forma que jugar al futbol, o a policías y ladrones", recuerda el músico.

Además de la serie de conciertos pro víctimas de la tormenta Stan junto al resto de sus compañeros ex aluxes, y de la agenda de su grupo Tren de Luz, Aguilar se dedica a la producción del programa cultural municipal.

"Pienso que la manera de luchar contra la violencia es con educación y con cultura, sobre todo esta última. Es lo que aleja a la gente del crimen y aparta nuestros instintos básicos, elevándonos por sobre de ellos", indica, mientras habla de sus orígenes musicales.

¿Cómo se llama la banda que integraste?
Rainbow. Tocábamos covers de América, Carlos Santana, y algunos temas originales. Nos presentábamos en White Horse, un pequeño bar que estaba al final de avenida Las Américas.

¿Dejaste la universidad por la música?
La música era lo que quería hacer desde el fondo de mi corazón. Me hicieron falta como nueve cursos para terminar la carrera de Química. Pero opté por hacer una de las dos cosas con honestidad, y elegí la música.

¿Eso sucedió estando en Rainbow o en Alux?
Para entonces ya existía Alux Nahual.

Sentís nostalgia por esa época, ¿volverías a componer con los otros aluxes?
Hablo por mí al decir que como compañeros de trabajo, a la hora de componer saldrían muy buenas cosas. Sin embargo, creo que cada quien ha tomado ya su camino y es muy difícil volver a estructuras antiguas. No lo veo viable por el momento.

Sin embargo tienen una agenda nuevamente como grupo.
Alux se terminó en 1999. Hubo un pequeño reencuentro en 2003, y ahora, a raíz de Stan, decidimos volver para reunir fondos y aportar a la reconstrucción nacional. Los conciertos finalizarán en junio próximo, tras visitar Centroamérica y Los Ángeles, Estados Unidos.

¿Extrañas los días y la fama de antaño?
Bueno, cuando salí del Alux ya tenía Tren de Luz, mi primer disco como solista. Con él llegué a los primeros lugares en tres países de Centroamérica. Creo que soy quien menos ha extrañado al grupo, porque seguí tocando mi música.

¿Tienen las letras de Tren de Luz un peso tan significativo como las de Alux?
Son temáticas diferentes. He hablado más sobre amor y no tanto sobre temas sociológicos. Cuando empezás a componer te preguntás muchas cosas, pero las canciones de denuncia tuvieron su tiempo.

¿Cuáles son tus nuevas inspiraciones?
Hay mensajes que ya se han planteado, por lo que no los seguiré tocando. Entonces hay que buscar nuevos lados para la inspiración. Como lo que haremos en agosto y septiembre: una fusión de jóvenes indígenas con una banda de rock.

¿En qué consiste el proyecto?
Para el lanzamiento de GuateAMALA sucedió la experiencia de interactuar con la Fundación Música y Juventud, integrada por niños de San Pedro La Laguna y Panajachel. Tocamos varios temas. El resultado fue muy rico y queremos hacer una temporada con la Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Guatemala. Se llamará Cantos de Tierra y Luz. Serán 60 personas en escena, y el evento celebrará el aniversario de la ciudad y las fiestas patrias.

¿Por qué la coordinación con la Municipalidad?
Desde hace unos cuatro años produzco su programa Cultura en los Barrios, iniciativa de la citada Dirección.

¿Cómo sucedió el acercamiento?
Un día Álvaro Hugo Rodas, el director, me comentó sobre su inquietud de realizar presentaciones artísticas gratuitas en los barrios. Yo le facilité una lista de requerimientos para lograrlo y se me permitió contar con ellos. Sólo en lo que va del año llevamos ya 14 espectáculos, y estamos por presentar a un grupo de danza de Teotihuacán, México. Además, se gesta la actividad Pintemos la 7a en un día, mediante el cual se embellecerán las fachadas de los edificios del Centro Histórico que están ubicados sobre esa avenida.

Reencuentros, tu propia banda, labor cultural y proyectos próximos. ¿Hay algo más?
La grabaciones de jingles. Entre ellos uno sobre valores para Bancafe. Fue un tema grato; siempre he sido un enamorado de Guatemala y me considero patriota, tratando de invertir en nuestro país para heredar un mejor lugar a mis hijas. También, otro para la marca Malher y el utilizado en las radios por GuateAMALA, que es tan sólo una de las diferentes versiones que les realicé.

¿Entonces considerás que en el país se puede vivir de la música?
Se debe buscar otras fuentes de ingreso para complementar, pero sí se puede.

¿Apoyarías a una de tus hijas en la formación de un grupo?
De hecho ya sucedió con la segunda de las cuatro. Pero al cambiarse de establecimiento acabó el proyecto. Ahora está en clases de canto. Sé que todas traen la inclinación artística.

¿O sea que no estás cerrado a una eventual trayectoria?
En el arte no lo creo. Pero preferiría que estudien y concluyan sus carreras. Que lo hagan para quitarse la inquietud, pues la vida de cantante es muy difícil, en especial para una mujer. Entonces, preferiría que tomaran otro camino.

¿A qué dificultades se enfrentan las mujeres?
Pues dependen mucho de terceros para lograr sus objetivos, y hasta el momento la industria de la música está dominada por hombres. Es un mundo donde hay que reinventarse constantemente, y en Guatemala no deja de ser un campo pequeño.

¿Es reducido indistintamente del género?
Definitivamente. No es una industria, sino una artesanía.

¿Aún así el escenario musical es mejor que en años anteriores?
Estamos mucho mejor. Ahora hay más reconocimiento para el artista, apoyo de patrocinadores, y apertura de las radios.

Encuentros del tercer tipo
Una de las facetas poco conocidas de Álvaro Aguilar es su predilección por la ciencia ficción. Tanto las teorías físicas como las historias de otros mundos capturan su atención por igual.

"Me encantaría la posibilidad de vida en otro planeta. Quisiera escuchar su música, conocer su ciencia y su arte. La vida extraterrestre haría ridículas las diferencias entre humanos".

De tener la oportunidad de saludar una delegación alienígena con un tema musical, Aguilar seleccionaría La fábula del grillo y el mar. Y de poder visitar otros mundos llevaría consigo fotos de su familia, una selección de música terrícola y un diccionario multilingüe.

EN POCAS PALABRAS

Música
"Es la expresión de sentimientos a traves de notas resonando juntas".

El mejor solo de guitarra
"Dentro del pop, John Mayer. Luego, Concierto de Aranjuez y Stairway to heaven".

Ciencia ficción
"La ciencia ficción plantea posibilidades basándose en hechos preexistentes, y cuya presencia nos da pistas sobre otros hechos que no hemos podido comprobar aún".

Química
"Casi todo lo que hacemos tiene que ver con ella; desde cocinar hasta pensar."

Relación éxito y humildad
"El éxito en la música te produce fama, que es lo más difícil de manejar en ambas. Hay que tener tropezones fuertes para darse cuenta que es transitoria y que tiende a nublar el pensamiento".